Pedro Díaz Arcas

pedrodiaz 

Pedro Díaz Arcas, "Pedro el Cartel", era hijo de Vélez-Blanco desde 1911. El tercero de seis hermanos de un familia cuyo padre se dedicaba, al igual que él lo haría más tarde, a la marchantería de ganado y la agricultura.

Su carácter abierto y participativo, hizo que a la temprana edad de catorce años empezara a participar en las Cuadrillas de Ánimas, tocando la guitarra y trovando para las distintas parroquias de la Comarca, Las Cañadas, Topares...

Con su inseparable "guitarrillo" fue cantando, y algunas veces rezando, acompañado de su buenos amigos: Pedro "el Cijano", José "El Ciego", Paco "El de la Venta"... Fue guión de mayordomos buenos y altruistas como Federico Motos, Manuel "el del Pago", Luis "El Nano" y otros. Hasta que, a la edad de setenta y cinco años, por razones de salud y por la muerte de su esposa Catalina, dejo de acompañar a esta Hermandad.

La Cuadrilla de Vélez-Blanco siempre ha mantenido los tonos y estribillos tradicionales, lo mismo que sus trovos, haciendo mención especial que la pieza mas importante para él es su pasacalles.

Nos confiesa que cree "que hay algo sobrenatural en este misterio, representado en las Cuadrillas de Animas", el cantar rogando el permiso de un hijo en el servicio militar y que justo en ese momento aparezca, o cantar recordando a unos parientes que viven en el extranjero y aparecen en ese mismo instante, son alguno de los hechos insólitos que han ocurrido.

Estuvo acompañado durante muchas navidades por diversos miembros de su familia: su primo Juan Manuel, sus nietos Paco, Pedro y Fabiola y sobrinos, lo que haría que durante estas señaladas fechas se viviese en su casa con mucho fervor y algarabía.

Juan Motos Guirao

Nace en Vélez-Rubio (Almería) el 12-02-1921. Es hijo de Juan Motos Serrano y de María Guirao Gea, es el tercero de cuatro hermanos.Su infancia transcurre en Vélez-Blanco (Almería), residencia familiar. La familia goza de una gran posición social y económica el padre es uno de los mayores terratenientes de la Comarca de "Los Vélez". Siendo niño la vida familiar se ve alterada por la separación de los padres, su madre se traslada a Madrid y ya no volverá a su tierra.

Más Información.

José Ángel Tapia Garrido

 

Sacerdote e historiador, José Angel Tapia nació en la localidad de Abla, aunque pronto se trasladó a la capital almeriense donde cursaría sus primeros estudios en el colegio Ave María de El Quemadero. El Seminario Diocesano le acogió en los siguientes años para estudiar el Bachillerato y el Magisterio.

Tras ser ordenado sacerdote, ya en 1943, queda en el Seminario ocupando varios puestos. Su labor como párroco comienza en 1948 al frente de los fieles de Vélez-Blanco y continúa más tarde en Berja. Ambos municipios le ofrecen su primera base de datos para trabajar en el campo que trillaría con afán, la historia. Las publicaciones suyas Vélez Blanco, villa señorial de los Fajardo y la Historia de la Baja Alpujarra se deben a los datos obtenidos en los archivos locales y revisados por su mano.

Ya en la capital y comenzada la década de los años 70, publica una de sus grandes obras: Almería, piedra a piedra. Entonces el Ayuntamiento le nombra cronista de la ciudad. La Real Academia de la Historia también le nombra académico y la Caja de Ahorros decide concederle una beca con carácter vitalicio para que se emplee por entero, como se lo permite la Iglesia en esos momentos, a hacer de notario de la historia presente y a recopilar el pasado.

Su obra con dos títulos tan destacados como Historia General de Almería y su provincia o Almería, piedra a piedra y Almería, hombre a hombre dan talla de un laborioso trabajo que recoge el pasado desde la Prehistoria de esta provincia hasta nuestros días, además de dar cuenta de cada uno de los rincones de la ciudad, con su por qué y su cuándo detalladamente expuesto y descrito.

El padre Tapia falleció en agosto de 1992 y dejó una obra inconclusa, sobre la villa que le vio nacer, además de otra que versaba sobre el folklore almeriense.

Más información.

José Ros García

No hace muchos días recibí con sorpresa una llamada telefónica desde Roma y me preguntaba quién se interesaría por mí desde unas tierras tan lejanas.

La duda, con alegría, no tardó en despejarse cuando escuché la voz de mi buen amigo Herminio Martínez pidiéndome algo que no es imposible, aunque sí delicado. Y digo delicado por cuanto que escribir sobre uno mismo no es nada fácil.

No obstante, y teniendo en cuenta que escribir para "Agora" es placentero -para mis paisanos que con tan buen acierto forman parte de esta asociación-, con gusto lo hago aunque no se si acertaré a medida de todos.

Más información.

Inocencio Arias

"Nada se mueve en la ONU, y casi nada en el planeta, sin que lo quiera Estados Unidos"
(Inocencio Arias, Embajador de España ante las Naciones Unidas)


Inocencio Félix Arias nació en 1940 en Albox, en la provincia de Almería, y tras licenciarse en Derecho ingresó en la carrera diplomática en 1967. Estuvo destinado en Bolivia, Argelia y Portugal y desempeñó los cargos de Director de la Oficina de Información Diplomática y portavoz del Departamento del Ministerio de Asuntos Exteriores. Entre 1991 y 1993 fue Secretario de Estado para la Cooperación Internacional y para Iberoamérica. Desde 1997 es el embajador español ante las Naciones Unidas.

Gran aficionado al fútbol, también fue el Director General del Club de Fútbol Real Madrid durante el periodo 1993-1995.

Inocencio Arias ha sido miembro de la delegación española en numerosas sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas. Ha participado activamente en conferencias internacionales como la Cumbre de la Tierra (Río de Janeiro, 1992); Consejos de la Unión Europea (1986, 87, 88, 96); Cumbre de la OTAN (Madrid, 1997) y la Cumbre de Oriente Medio (Madrid, 1991).

El embajador español es autor de varias obras sobre política y relaciones internacionales y ha ejercido como profesor de Relaciones Internacionales en las Universidades Complutense y Carlos III de Madrid.